La Propuesta de Valor - Centro de tu idea de negocio

La Propuesta de Valor es el elemento más importante de tu Idea de Negocio, el cual irónicamente en muchas ocasiones lo ignoramos totalmente o nos genera tanta incertidumbre por no saber si realmente lo que estamos haciendo tiene o tendrá un valor para nuestros Potenciales Clientes.

Aquí el señalamiento no es solo hacerte énfasis en que La Propuesta de Valor es indispensable en tu proyecto de emprendimiento, sino que te aportemos algo para comprender mejor este concepto con claridad y simplicidad.

Es muy común que cuando emprendemos un proyecto para crear un nuevo negocio nos vayamos enseguida a pensar en ese producto o servicio que estaremos creando y vendiendo.

Nos vamos enseguida a estar pensando cuánto dinero necesitamos para comprar o confeccionar el producto y salir a vender.

O como hacemos para tener todo lo requerido para brindar ese servicio que estamos seguros nuestros Potenciales Clientes me compraran.

Y normalmente en ese momento lo que definimos como nuestra solución a las necesidades del potencial cliente, lo hemos definido en base a nuestros criterios, nuestra experiencia o la del equipo que conforman el proyecto.

O incluso lo hacemos porque la competencia o en el mercado lo están haciendo.

Salir a ofrecer cualquier producto o servicio al mercado, es solo cuestión tener los recursos necesarios y una idea. Salir al mercado a ofrecer una solución alineada con la real necesidad de tus Potenciales Clientes, necesita comprender cómo sienten y piensan tus Potenciales Clientes.

Observa, analiza y anota lo que Piensan tus Potenciales Clientes.

Cualquiera de estos camino, no está considerando lo que piensa y siente el Potencial Cliente, quien es el único que te puede decir como te puedes diferenciar del resto en el mercado y cómo puedes llamar su atención para que te compren a ti y no a otros.

De igual forma, cuando tenemos un negocio existente y deseamos iniciar un proceso de transformación de dicho negocio, empezamos a definir planes de acción (lanzar un nuevo servicio, incluir unos nuevos productos en nuestro inventario, brindar algo nuevo al mercado) basados en nuestras experiencias, conocimiento y lo que hemos concluido requiere el mercado.

En ambos casos, no se hace un análisis detallado y “cercano” con el mercado. Es decir con nuestros Potenciales Clientes o los Clientes existentes.

Aquí es donde la Metodología de la Propuesta de Valor entra en juego.

Ayudarte a definir ciertos elementos y criterios para que describas un Modelo de Propuesta de Valor fundamentada en una investigación sencilla y concreta, pero con el valioso aporte de quienes serán los que decidan si lo que ofreces es de ayuda para satisfacer sus necesidades o no lo es.

Ofrecer Experiencias y no solo un Producto o Servicio.

Al momento de iniciar el proceso de diseño de un Negocio o mejor dicho del Modelo de Tu Negocio, debemos empezar por comprender claramente que lo que vayamos a vender, ya sea un producto, un servicio o ambas cosas, las debemos ver como una experiencia que estaremos ofreciendo a nuestros Potenciales Clientes y a los Clientes que nos compren lo que ofrecemos.

Pensemos por un instante como pensamos cuando salimos a buscar algún producto o servicio que necesitamos para atender alguna de nuestras necesidades.

Hagamos el ejercicio con algo que no compres con frecuencia o algo que fue la primera vez que compraste.

Desde el instante en que empezamos a indagar o investigar que existe en el mercado para satisfacer esa necesidad o buscar quien y donde lo ofrecen, empezamos a vivir una experiencia.

En ocasiones esa experiencia empieza a darse a partir de referencias que amistades o familiares nos brindan o es producto de búsquedas en Google u otro medio publicitario, una revista o periódico.

Encontramos un producto o una empresa que brinda ese producto que pensamos puede atender esas necesidades que tenemos y empezamos a buscar información.

Desde ese instante hay experiencias buenas o malas. Llamas a un teléfono que está publicado en el anuncio y nadie responde.

O el que te responde no sabe de lo que anuncian.

Vas a ir a la tienda u oficina y al llegar no hay estacionamientos.

Y así pudiéramos quedarnos dándote diversos ejemplos de esos pequeños momentos que vives una buena, mala o indiferente experiencia.

Todos esos momentos sumados han creado una Experiencia que has tenido con ese Negocio.

Eso mismo ocurrirá con tus Potenciales Clientes o Clientes y tu Negocio. Vivirán una Experiencia que tienes que lograr  sea excelente.

Lo que debes buscar es comprender lo mejor posible cuáles son sus expectativas respecto a esa experiencia y tener todo eso en consideración para cumplir esas expectativas y lograr superarlas cuando te sea posible.

Un Modelo de Propuesta de Valor para guiarte.

Ponemos a tu consideración un modelo de cómo diseñar una Propuesta de Valor considerando Las Necesidades y cómo alinear tu Solución a esas Experiencia Esperada que tus Potenciales Clientes tienen.

 

A través del Curso de La Propuesta de Valor y de la utilización de las diferentes Plantillas que ponemos a tu alcance, podrás diseñar el Producto o Servicio que esté alineado con las expectativas de tu Mercado.

Esperamos te sea de provecho tener esta guía.

Si tienes alguna duda o consulta puedes hacerla llegar a través de la sesión de consultas.

Seguimos en contacto.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

 

 

 

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?