Que ofrezco para vender es una de las grandes definiciones que se tienen al momento de crear un negocio, no importa si es en el mundo físico o en el mundo digital, esta es la pregunta cuya respuesta hace la diferencia si empiezas o no empiezas como si vas a triunfar o no.

Muchas veces se empieza pensando en el producto o en el servicio y no para quien será. Es decir, quiénes son los que lo van a comprar, a quienes les gustara porque les satisface, porque llena una de sus necesidades o porque les resuelve un problema.

Pero también en el caso de los productos y servicios que estimulamos en la Comunidad Bizocial (link) para que sean promovidos, es importante considerar las emociones que dichos productos o servicios pueden llegar a tocar y las experiencias que el adquirir dichos productos o servicios deben dar a sus compradores (Tus Clientes).

Nos referimos a productos que son únicos, productos que fueron confeccionados a partir de la idea que tuvo una persona (una persona que es única y diferente), que luego con sus capacidades creativas convirtió esa idea en un producto a través de un proceso manual, artesanal, artístico o a través de técnicas no industrializadas.

Estos productos tienden a ser muy atractivos para los consumidores porque tienen un gran ingrediente de emociones, emociones que empiezan por las historias que hay detrás de sus creadores, emociones asociadas a que tienen detalles que los hacen diferentes, curiosos o únicos.

Por eso es importante que, aunque tengas una idea de que es lo que quieres vender, al momento de sentarte a definir concretamente esos productos o servicios, tengas claro para quienes van a ser, como puedes hacer para que eso que quieres vender tenga ese encanto que lo haga particular, diferente para lograr que el que lo vea decida que te compraran a ti y no a otro vendedor.

Ahora bien, es importante también que si vas a empezar un negocio cuides el que no te quedes en una “parálisis por análisis”, es decir te quedas buscando, diseñando o analizando el producto o servicio perfecto y resulta que nunca empiezas tu negocio.

Hay que empezar, pero empezar cuidando que no caigas en riesgos de realizar grandes inversiones de dinero o tiempo en crear o adquirir esos productos a vender y resulten que no les interesa a tus posibles clientes.

Si eres creador de productos o servicios, es decir si eres capaz por ti mismo de producir lo que vas a vender, lo mejor es una estrategia basada en ver si ya tienes un inventario de productos y a partir de esos productos darles un toque especial para que sean atractivos para tus clientes.

Por ejemplo, posiblemente eres un artesano, artista de las pinturas o escultor, es decir posiblemente ya tienes un inventario de productos que hiciste y no los has logrado vender.

Muchas veces tienes cosas que no se han podido vender porque no se las ofrecido a los clientes ideales, posiblemente has estado exponiéndolos en sitios donde no los ven los posibles clientes a los que les guste este tipo de productos.

O también no los has podido vender porque visualmente no son atractivos o tienen ese toque de curiosidad o personalidad que debes buscar ponerles.

Si vamos a estar apoyándonos en el mundo digital para lograr que esos productos y servicios puedas venderlos, es muy importante dos cosas:

Lo visual, es decir que utilices fotografías que describan los elementos relevantes de lo que ofreces. No es solamente que sea una buena foto, sino que capture los detalles que lo hacen especial, diferente y atractivo.

Lo narrativo, nos referimos al texto que describe la historia de ese producto, sus principales características, quien lo hizo, con que materiales o técnicas fue confeccionado. Si es una edición o producción limitada que lo hace algo de colección exclusiva.

Si estas promocionando un producto que fue hecho con materiales reciclados o que contribuyen a cuidar del medio ambiente o de la salud, si son fabricados o confeccionados a través de procesos que cuidan el consumo de energía o de recursos naturales, o tienen atributos que contribuyen a educar, así como cualquier otro atributo que resalte principios, valor y cuidados de nuestro entorno, son cosas que tienes que resaltar.

Es decir, hay atributos que tienen que pueden a través de lo visual y lo narrativo transportar al comprador a través de una experiencia de emociones que puede vivir si adquiere ese producto.

Por eso es que hay que comprender bien para quien puede ser de interés lo que ofreces y allí es donde hay que analizar a ese público objetivo que puede contener a tus posibles compradores.

Recuerda las emociones que se viven como parte de la experiencia que tendrá el cliente al momento de adquirir tus productos y servicios es un elemento que hará que vendas más y de mejor forma.

Empieza a analizar y describir esos productos y servicios que puedes ofrecer considerando todos estos elementos que te he compartido. Tienes preguntas, tienes ideas que quieres compartir con nosotros, con gusto las recibimos y te compartimos nuestras opiniones.

Contáctanos a través del formulario de contacto y te ayudaremos a diseñar esos productos y servicios con los que puedes crear o transformar tu negocio.

Seguimos en contacto.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?