Cuando empezamos a tener Ideas con Potencial de Negocio lo primero que te recomendamos hagas es iniciar un proceso de “Cuestionamiento” de dichas ideas antes que te enamores de ellas (después se te hara dificil cambiarlas o abandonarlas) y sobre todo antes que empieces a invertir esfuerzo y dinero en crear un negocio a partir de ellas.

Cuando decimos “Cuestionamiento” debe ser un cuestionamiento enfocado en llevar esa Idea con Potencial de Negocio a un punto en donde realmente comprendas forma sincera las diferentes implicaciones de dicha idea.

Este cuestionamiento debe estar enfocado en lograr varias cosas:

  1. Darse cuenta si cuentas con las fortalezas necesarias para emprender la creación de un negocio sola o solo, o por el contrario debes pensar en socios.
  2. Asegurarte que esa idea de negocio no va en contra de tus principios y valores.
  3. Comprender todo el contexto e implicaciones que hay en esa idea de negocio que tienes o en el sector en el que se tiene que desarrollar dicha idea.
  4. Comprender las normas y reglas que deberás seguir al crear ese negocio.
  5. Como tu Idea de Negocio contribuye a la Sostenibilidad del entorno donde tú y tu familia viven.

Esto para mencionar algunas consideraciones.

Por otro lado darte cuenta de forma temprana de los elementos que puedan surgir de un cuestionamiento como el que te recomendamos, te permitirá incluir en tus planes acciones que logren mayor viabilidad a tu Idea de Negocio.

En general lograr comprender la idea y el entorno donde se debe desarrollar te va a permitir tener una mejor preparación para diseñar y llevar a adelante tus planes para emprender.

Todo cuestionamiento siempre es de valor.

Pero el cuestionamiento será de valor siempre que logres hacerlo con transparencia, con la mejor información (más veraz) con la cual contrastar y sobre todo, con que el resultado o las conclusiones a las que llegues te permitan primero ver si aun es viable tu idea de negocio.

Y por último desistir antes que se convierta en algo en lo que no hubieras querido emprender.

No desistas, pero avanza lo más conciente de a que te enfrentas.

Consciente no se significa saber todo lo que va a corregir, consciente significa también ser consciente de que emprendiendo te enfrentas a incertidumbres.

Nos gusta hablar de Planificar para la Improvisación.

Así mismo tomar conciencia de las posibles cosas a tomar en cuenta, nos permite estar en alguna forma preparados para enfrentar  la incertidumbre.

Eso te ayudará a enfrentar los retos del emprender y no desistiras a la primera que te encuentres con cuestionamientos a tu idea de negocio.

Iniciemos este curso y recuerda que estamos a tu disposición ante cualquier duda o consulta que tengas.

 

Las Lecciones de este Curso

 

 

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?